Para pedir el paro lo más importante es actuar con celeridad, puesto que el interesado tiene un plazo de 15 días hábiles para arreglar los papeles.

Cuando una persona se queda sin empleo lo primero que tiene que hacer es arreglar su situación administrativa para poder cobrar la prestación por desempleo o subsidio que le corresponda a fin de garantizarse unos ingresos mínimos que le permitan subsistir y comenzar lo antes posible a buscar empleo.

Apuntarse al paro

Lo primero que tiene que hacer el desempleado es apuntarse al paro en el Servicio Público de Empleo de su Comunidad Autónoma y obtener así la tarjeta de demanda de empleo o DARDE, que es el documento que justifica que el sujeto es un desempleado y que está buscando trabajo.

Para obtener esta tarjeta es necesario presentar el DNI o NIE en caso de extranjeros, la cartilla de la Seguridad Social y los documentos que acrediten la titulación profesional del sujeto: títulos universitarios, acreditaciones profesionales, títulos de idiomas, permisos de conducir, etc.

documentos paro

Solicitar la prestación contributiva por desempleo

Es importante que las personas que deseen pedir la prestación por desempleo se apunten en primer lugar al paro, puesto que el DARDE es uno de los documentos esenciales para poder solicitar la prestación.

La documentación necesaria para poder pedir el paro es la siguiente:

  • Modelo de solicitud de la prestación por desempleo debidamente cumplimentada.
  • Documento que acredite la identidad del solicitante (DNI) y si los tiene, de los hijos o hijas que conviven con él/ella o están a su cargo (Libro de Familia).
  • DARDE (conocida como tarjeta del paro).
  • Certificado de empresa o empresas en las que se haya trabajado en los seis últimos meses.
  • Documento que acredite que el sujeto es titular de la cuenta bancaria en la que desea que se le abone la prestación.
  • Justificante de ingresos del mes inmediatamente anterior a la presentación de la solicitud de prestación por desempleo.
  • Aquellas personas que sean discapacitadas, expresidiarios o emigrantes retornados deberán aportar además los certificados que acrediten su situación.

¿Es obligatorio presentar el certificado de empresa?

El certificado de empresa es uno de los documentos necesarios para poder solicitar la prestación por desempleo, pero en la actualidad las empresas están obligadas a comunicar dichos certificados al Servicio Público de Empleo de forma telemática.

El interesado sólo deberá aportar el certificado de empresa por su cuenta cuando haya trabajado en los últimos seis meses en alguna empresa que no esté integrada dentro del sistema de Remisión Electrónica de Documentos.

Una vez presentada debidamente la solicitud, hay que esperar unos días para que el SEPE responda sobre si se tiene derecho o no a recibir la prestación por desempleo.

Solicitar subsidios por desempleo

El subsidio por desempleo es una ayuda económica que se da a aquellos desempleados que han agotado la prestación contributiva o bien que no cumplen todos los requisitos para poder recibirla.

Dentro de estos subsidios hay varias opciones:

  • Subsidio por insuficiencia de cotización
  • Ayuda familiar
  • Subsidio para mayores de 45 años
  • Subsidio para mayores de 55 años
  • Subsidio para emigrantes retornados
  • Subsidio para liberados de prisión
  • Subsidio por revisión de incapacidad
  • Renta agraria

Para poder solicitar estos subsidios el interesado no debe tener ingresos propios que superen un determinado límite que es revisado de forma anual, es decir, debe cumplir el requisito de carencia de rentas, ya que se trata de un subsidio con un carácter asistencial.

La documentación necesaria para poder pedir el subsidio por desempleo es la siguiente:

  • Modelo oficial de solicitud del subsidio debidamente cumplimentado.
  • Identificación del solicitante y de los hijos o hijas que conviven con él o ella o están a su cargo.
  • Certificado de empresa.
  • Si el interesado hubiera realizado trabajos a tiempo parcial en los últimos seis años, deberá presentar contratos o certificados de empresa de esos trabajos para que se le compute ese tiempo trabajado.
  • En caso de que la entidad gestora lo solicite, también será necesario presentar un justificante de rentas.

Solicitar la ayuda familiar

La ayuda familiar es un subsidio especial que dadas sus peculiaridades exige que se presente algún documento más. Este subsidio de 426 euros se concede a los parados que carecen de rentas, han agotado la prestación por desempleo o bien no pueden cobrarla por insuficiencia de cotización y además tienen responsabilidades familiares.

La documentación necesaria para solicitar la ayuda familiar es la siguiente:

  • DNI
  • Libro de familia y su fotocopia
  • Fotocopia del DNI del cónyuge
  • Fotocopia del DNI de los hijos mayores de 16 años

* En el caso de parejas que no estén casadas, el no solicitante deberá firmar una autorización dando su consentimiento a que se acceda a sus datos de Hacienda y Seguridad Social.

* Si la pareja está divorciada habrá que presentar la sentencia de divorcio y en su caso el convenio regulador.

* Tratándose de hijos nacidos en otro país habrá que presentar su certificado de nacimiento traducido al castellano por un traductor oficial y debidamente legalizado.

* Si algún miembro de la unidad familiar se encuentra residiendo en el extranjero, habrá que presentar un certificado del consulado en el que se especifique si esa persona trabaja o no y cuales son sus cotizaciones mensuales.

Presentación de la documentación

Para solicitar cualquiera de las prestaciones, subsidios o ayudas a los que se ha hecho referencia, el interesado debe acudir a la oficina del Servicio Público de Empleo que le corresponda habiendo pedido cita previa.

A fin de agilizar los trámites, hoy en día estas gestiones pueden hacerse de forma online a través de la web del SEPE.

Lo que sí es necesario es que el interesado comparezca personalmente ante el Servicio Público de Empleo de la Comunidad Autónoma para apuntarse al paro y obtener el DARDE. En estos casos no se suele exigir tener cita previa, pero conviene consultarlo antes. En algunas Comunidades Autónomas ya es posible realizar este trámite también de forma online.